Germán Conde cumplió su reto, ser el primer niño afectado de 'ataxia telangiectasia' en hacer un triatlon.